Translate - Traductor

10/31/2013

¡Disfrutá de la vida ahora!

Había pasado un maravilloso día sobre una comodísima colchoneta inflable, en una hermosa pileta rodeada de variados pinos, junto a mi dulce esposo; con un fondo musical de Serrat, bajo un límpido cielo celeste.
Mientras le leía a mi marido mi primer libro, entre risa y crítica, el sol empezó a caer y decidimos ir a ducharnos para cenar en el centro.
Bajo la ducha, enjabonándome, descubro un bulto en la zona de los ganglios de la ingle. Al salir del baño, lo comenté con mi esposo y me recordó que para inflar la cómoda y enorme colchoneta, estuve más de media hora presionando el inflador con mi pie. Pensé que tenía razón, que seguramente esa era la causa de la inflamación; pero incluso así reflexioné sobre la idea de que “todo puede cambiar un minuto después” como dice Manuel Wirtz.
Imagináte: un bulto, estudios, una biopsia, cirugía, rayos… ¡Al diablo con la colchoneta, los pinos, la pileta!
Así de fácil, así de simple, así de sorpresivo, así no más. Por eso, amiga mía: ¡A gozar que chocan los planetas!

10/30/2013

Infidelidad

Si mi marido me es infiel, lo primero que hago es observarme. Si sigo siendo la misma que él eligió, si no engordé, si lo trato amorosamente, si no le rompo la paciencia, si me baño todos los días, si le hago divertidas propuestas indecentes después de un rico pollo con ananá… entonces, si su infidelidad tuvo que ver únicamente con que, por ejemplo, yo soy pelirroja y la otra es morocha, ahí es algo que le está pasando a él.
-¿Y no te duele?
Me duele como me duele no poder abrazar a mi papá que ya no está, pero es lo que hay. Me duele, pero es lo que es.
Pensando así, con lo único que me quedo es con el dolor. 
Pero la mayoría de las mujeres a las que sus maridos le fueron infieles cargan con el dolor, el rencor, el amor propio herido, el odio, el resentimiento, etc. ¡Demasiado peso para mis sesenta kilos!
¿Sabés por qué opino así sobre la infidelidad? Porque la viví. No te hablo hipotéticamente; que vos no lo sientas igual, tiene que ver con un asunto interno tuyo.
Te invito a que lo trabajes para liberarte de la carga.

10/29/2013

¿Qué es lo que te importa realmente?

Si te aferrás a cosas materiales como un auto, si conseguís algo con esfuerzo, si depositaste en ello tus sueños y esperanzas, seguramente lo cuidarás. Pero yo no. Aunque muchos sigan sin comprenderlo y los más necios sin creerlo, a mí realmente no me importa.
Lo que a mí me importa es que mi marido no enferme de cáncer, que mi suegra no tenga arteriosclerosis, que yo goce de perfecta salud (física, psíquica, emocional).
A mí me importa ser amada, agradable, solidaria; me importa que mis seres queridos sean felices y yo, también.

-¿Entonces para qué te comprás un auto caro?-

Pará, yo no dije que era hippie, ni bohemia, ni boba. Si puedo me compro el mejor auto y si no, seguirá siendo un placer regar mi hortensia, abrazar a mis sobrinas o tomar un helado de mousse de limón.
A vos, ¿qué cosas son las que realmente te importan? Tal vez, armar una escala de valores sea de gran ayuda.

10/28/2013

¿Realmente te conocés?

Juguemos a que vos escribiste una carta (buscá alguna si podés), leéla, observála, analizála... tal vez no te haga falta pero en realidad, la mayoría de la gente que conozco (incluyéndome) no sabe del todo quién es.
Para colmo -como dinámico que somos- cuando creés conocerte, algo te cambia de algún modo y pasás a ser otro. ¡Es un quilombo!
Es muy importante saber quién es uno; aunque no podamos cambiar, aunque no intentemos hacerlo, aunque un día antes de lograrlo, la parca nos invite a volar aún más alto…
Si sé que no sé nadar, no me tiro a la pileta en los cuatro metros, pero si no sé que no sé, me tiro ¡y me ahogo!
Quizás nunca aprenda a nadar, pero mientras tanto voy a comprarme el mejor salvavidas!
En mi humilde opinión, el psicoanálisis tendría que ser obligatorio; hasta que el terapeuta nos otorgue el título de “observador” y con una palmadita en el hombro nos diga: “Vaya nomás, ya usted puede verse sin que yo le muestre”.
Creo que todos necesitamos a alguien objetivo, idóneo, que nos dé bola, ate cabos y nos agarre in fraganti en nuestro parloteo, recordándonos que la semana anterior dijimos lo contrario.

¿A qué estás atad@?

Te transcribo un cuento de Bucay titulado “El elefante encadenado”:

Cuando yo era chico me encantaban los circos. Recuerdo que llamó muchísimo mi atención ver que el elefante, después de la función, quedaba sujeto solamente por una cadena que aprisionaba una de sus patas a una pequeña estaca clavada en el suelo. Un animal capaz de arrancar un árbol de cuajo con su propia fuerza podría, con facilidad, arrancar la estaca y huir.
Pregunté entonces a algún maestro, a algún padre o a algún tío y nadie tenía respuesta, hasta que después de muchos años, alguien me dijo: “el elefante del circo no escapa porque ha estado atado a una estaca parecida desde que era muy, muy pequeño”
Cerré los ojos e imaginé al pequeño recién nacido, sujeto a la estaca. Estoy seguro que en aquel momento el elefantito tiró, empujó y sudó tratando de soltarse; y a pesar de todo su esfuerzo, no pudo. Quizá intentó al otro día, y al día siguiente, hasta que un día, un terrible día para su historia, el animal aceptó su impotencia y se resignó a su destino. 
Este elefante enorme y poderoso que vemos en el circo, no escapa porque CREE QUE NO PUEDE.
Él tiene el registro y el recuerdo de su impotencia, y lo peor es que jamás se ha vuelto a cuestionar seriamente ese registro. ¡Jamás volvió a poner a prueba su fuerza otra vez!


Todos somos un poco como ese elefante: vamos por el mundo atados a cientos de estacas que nos restan libertad. Vivimos creyendo que un montón de cosas “no podemos” simplemente porque alguna vez, antes, cuando éramos chiquitos, probamos y no pudimos.
Hemos crecido portando ese mensaje que nos impusieron o nos impusimos a nosotros mismos, y nunca más lo volvimos a intentar.
La única manera de saber, es intentar de nuevo, poniendo en el intento todo el corazón.
Silvia

10/27/2013

¿Qué pensas de vos mismo?

Vamos a utilizar este día domingo para meditar con la siguiente pregunta:
¿Qué pensas de vos mismo?
Lo que sea que pienses importa, ya que eso será lo que verás manifestado en tu vida.
Dale, animate. No tengas miedo. Cuanto antes lo descubras, más fácil será tomar la decisión de cambiar para ser una nueva versión de vos. 
Aguardo tu comentario!
Silvia

¿Casualidad o causalidad?

 

Me resisto a pensar que todo en esta vida es al azar, como si hasta a Dios este mundo le hubiera salido por casualidad, como si ese árbol hubiera crecido por un aborto de la naturaliza, o esa flor tuviera tan maravilloso aroma por pura casualidad.
Si una comida me sale exquisita es porque me esmero, si estoy en línea es porque me cuido, si me quieren es porque me hago querer...
Nada puede ser casualidad...
Si así lo fuera: ¿Para qué  obrar bien si es lo mismo, cuál es el mérito de ser honesto, gentil, solidario?
Porque no se a vos, pero a mí me cuesta tratar de ser cada día mejor. La tolerancia no me vino con el color de ojos; la trabajo y la trabajo, la practico y la practico, y a veces, ¡no lo logro!
Yo creo que sería un buen testimonio porque desde que soy mejor, todo me sale mejor.
Vos, ¿qué crees?
¿Casualidad o causalidad?
¡Feliz domingo!
 

10/25/2013

La queja - En América Noticias 1ra edición 25/10/2013



Cuestión de Fe


Hace un mes le di a una persona un libro de autoayuda, dos audios de metafísica y un video de Louise
Ella, sin abrir mi “maletín”, dijo: “esto no es para mí”. No leyó el libro, ni escuchó los audios, ni vio el video y dijo que eso no era para ella. No pudo creer que así de fácil alguien dejara sobre su mesa la solución. Y allí está desde hace un mes, con algo que puede ser más valioso que un maletín lleno de dólares, ya que el dinero se gasta, y lo que aprendas será perenne e inalterable!
Así somos: si yo te digo que mi vecina te acomoda los huesos gratis, vos no me das bola; pero si te hago un mapa para que tomes la ruta 302 y en el kilómetro 73 dobles a la derecha por una calle de tierra hasta llegar a una casa anaranjada que tiene un ombú en la puerta, y te digo que tenés que ir a las cinco de la mañana porque hay mucha gente.. entonces, como es difícil, allí vas. Si un médico te cobra barato, dudás de su talento, pero si cobra fortunas, mencionás ¡cuánto cobra!, para dar a entender “imaginate lo bueno que será!”.
Parece que lo complicado o costoso jerarquiza. ¿Será por ese rollo que tenemos de que nada se consigue sin sacrificio?
Hay. Me fui de su casa sabiendo que le había dejado un maletín con "un millón de dólares".
Quizá, para que la receta que te doy te salga rica, tengas que estar predispuesta. El hombre común dice: “Hasta que no lo vea, no lo creo”, mientras que el genio opina: “Hasta que no lo creo, no lo veo”
Creo de creer que luego se convertirá en creo de crear. Te aseguro que podés crear tu felicidad por medio de la fe, la sugestión o como quieras llamarlo, colgándote un cuarzo de Brasil, mirando la foto de Jesús, usando la bombacha al revés...
Porque aquello que emprendas con fe se realizará.

10/24/2013

Endorfinas


Quiero hablarte de las endorfinas: nuestro organismo produce una cantidad de compuestos bioquímicos de vital importancia para el equilibrio físico y psíquico el ser humano.
Entre los descubrimientos científicos más apasionantes en este campo, ocupan un lugar de excepción las encefalinas. Estas son sustancias naturales sintetizadas por el organismo humano que, entre otras cosas, alivian el dolor como sólo pueden hacerlo drogas de la familia de la morfina. Sin embargo, varias encefalinas son cientos de veces más potentes que la morfina, y lo que es más importante, no tienen los efectos secundarios de ésta.
Las endorfinas fueron descubiertas por John Hugues; son morfinas endógenas, un grupo de péptidos de cadena corta con propiedades farmacológicas semejantes a la morfina, de estructura más compleja. Están distribuidas amplia pero desigualmente en el sistema nervioso, en estrecha relación con los receptores opiáceos.
Las endorfinas juegan un importante papel neurotransmisor en el sistema nervioso central.
Se ha comprobado su extraordinaria capacidad para despolarizar las membranas celulares, lo cual disminuye el impulso nervioso.
Nuestros estados de ánimo, nuestras fobias y nuestras manías están estrechamente ligados con el equilibrio y el flujo de las endorfinas.
Cuando uno se da un golpe, muchas veces siente el dolor en el momento mismo, pero al cabo de segundos, depende de lo fuerte que haya sido, el dolor desaparece: su cuerpo ha reaccionado al dolor sintetizando las endorfinas necesarias para atenuarlo.
Si tenemos un dolor de muelas y nos damos un golpe cuyo dolor es más fuerte, es posible que espontáneamente desaparezca el dolor anterior: el golpe ha hecho crear unas substancias llamadas endorfinas que lo han aliviado.
Las endorfinas están estrechamente ligadas a los mecanismos de defensa.
Cada vez que experimentamos placer, ellas están en juego.
Una mañana nos despertamos particularmente felices: el sol brilla con fuerza en el cielo, los pajarillos cantan al otro lado e la ventana. En el fondo es un día como todos los demás, pero nosotros estamos especialmente felices. ¿qué ocurre? Por alguna razón que a lo mejor pertenece a nuestra vida onírica, nuestro organismo ha fabricado más endorfinas de lo normal y la presencia de éstas hace que nos sintamos eufóricos y felices.
Los conflictos que vivimos, los desafíos ante los cuales nos hallamos y a los que de un modo u otro respondemos, tienen su traducción en términos de bioquímica.
Las endorfinas son sustancias bioquímicas analgésicas segregadas por el cerebro que desempeñan un papel esencial en el equilibrio entre el tono vital y la depresión. De ellas depende que nos encontremos bien o nos encontremos mal.
Descubiertas hace 20 años, las endorfinas han servido para que la ciencia occidental reconsiderara algunas posiciones sobre las medicinas orientales, evidenciando la relación cuerpo-mente.
Si lo sabría Marta Lynch,  nuestra escritora, que se quitó la vida palpando en ese instante la influencia de substancias como serotonina, endorfina y vaya a saber cuántas “inas” más, aún desconocidas por nosotros!
Las endorfinas transmiten información en la sinapsis o conexiones de las células nerviosas, actúan como verdaderos mensajeros bioquímicos que aumentan o disminuyen la capacidad de comunicación de las células nerviosas. Las células tienen en sus paredes unos receptores destinados a combinarse con las distintas substancias que circulan por el cuerpo. Son, en cierto modo, como “cerraduras”, que necesitan de una “llave” que entre perfectamente en ellas para poder “abrir” una función determinada.
Tenemos, a lo largo de todo el cuerpo, “cerraduras” para endorfinas que llamamos receptores de endorfinas: estos se encuentran, por ejemplo, en el corazón, la piel, el cerebro, el páncreas, etc.
Podríamos decir que las endorfinas son agentes bioeléctricos transmisores de la energía vital;  actúan como neuromoduladores, despolarizando parcialmente las membranas celulares. Esta despolarización, que actúa sobre los impulsos nerviosos transmitidos, es la que bloqueando el dolor, produce la sensación  de bienestar.
(INFORMACIÓN EXTRAÍDA DEL LIBRO ENFORFINAS DE JACK LAWSON)
 
 
Te la voy a hacer más simple:
 
Desde la más remota antigüedad, las madres saben por instinto que pueden calmar el dolor de sus hijos con caricias (sana, sana, colita de rana). Lo más sorprendente es que funciona.
Varios investigadores modernos han redescubierto algo que nuestros abuelos ya sabían: reír es bueno para la salud. Tomarse las cosas con buen humor, positivamente, sin proyectar negatividad, ayuda a vivir una vida más plena.
Entonces, andá anotando que las caricias y la risa fabrican, almacenan y liberan endorfinas.
Cuando elijas ver una película, optá por las de humor, ya que si ves terror segregarás adrenalina, y ésta es muy buena para mantenerte alerta de peligros reales, pero segregada en la butaca de un cine, puede ser tóxica.

Hacer gimnasia, recibir un masaje, recordar hechos felices, ver películas cómicas, intercambiar caricias, hacer algún deporte y cagarte de risa te ayuda a fabricar, almacenar y liberar endorfinas, “la droga de la felicidad”.
Enjoy it!
Silvia

¿De qué manera estás predisponiendo al otro?


Si entramos a un negocio con buena onda y saludamos gentilmente, quizá la empleada nos atienda mejor que si imperativamente le ordenamos que nos saque la prenda de la vidriera.
Siempre predisponemos al otro de algún modo, al igual que el otro nos predispone. Si estoy esperando, por ejemplo, a mi marido con deseos de asesinarlo porque llega tarde y se seca el pescado al horno, y él llega dulcemente y se disculpa explicando los motivos de su demora, tendré que bajar el arma. Si en cambio, llega silbando el último tema de Memphis y ante mi reclamo contesta: "¡Dejáme de hinchar las pelotas!" ¡¡lo mato!! (Yo tenía la intención y él estimuló el desenlace, ¿entendés?).

¿Cuánto tenés que ver Vos que me leés, en cómo es tu amiga, tu primo, tu vecina o tu prójimo con Vos?
 
La típica esposa dice: "mi marido es simpatiquísimo con los demás, pero a mí ni me habla".
¿A quién estás criticando? ¿A tu marido o a vos? Porque si es simpático, es elogiable, pero que no lo sea con vos ¿no será una cuestión tuya?
Te dejo esta idea, para que la medites.

10/22/2013

En "El diario del domingo" (Canal 26) - Charla sobre las parejas

Posees sólo aquello que no perderías en un naufragio

"Posees sólo aquello que no perderías en un naufragio"

Que no se mal entienda, a ver si dejás todo y te vas a vivir a la 9 de Julio durmiendo entre cartones. El confort no es tan malo, ser su esclavo no es bueno. No está mal que desees una multiprocesadora, mal está que te separes de tu esposo si no puede comprarla. No está mal que una mujer cuide su cuerpo, haga dieta y gimnasia para estar más hermosa. Lo malo es la bulimia, la anorexia, las pastillas milagrosas, esas anfetaminas que al final te vuelven loca; ¡hermosa pero loca!
No está mal que el hombre haga horas extras para ganar más plata. Lo malo es cuando llega a su casa y los pibes ya duermen, igual que al otro día porque se va temprano…
Entonces nada es malo en sí mismo, hay que ver cómo hacerlo, dónde lo acomodamos. ¿Se entiende más o menos?


Significado

Podemos darle a las cosas el significado que queremos sin que ello altere su valor real. Qué loco, no?

Adrenalina

Cuando elijas ver una película optá por las de humor, ya que si ves una de terror segregarás adrenalina y esta es muy buena para mantenerte alerta de peligros reales pero segregada en la butaca de un cine puede ser tóxica.

10/21/2013

Repetí la lección 325 de UCM constantemente hasta aprehenderla

"Todas las cosas que creo ver son reflejos de ideas"

Ésta es la clave de la salvación: lo que veo es el reflejo de un proceso mental que comienza con una idea de lo que quiero. A partir de ahí, la mente forja una imagen de eso que desea, lo juzga valioso y, por lo tanto, procura encontrarlo. Estas imágenes se proyectan luego al exterior, donde se contemplan, se consideran reales y se defienden como algo propio de uno. De deseos dementes nace un mundo demente, y de juicios, un mundo condenado. De pensamientos de perdón, en cambio, surge un mundo apacible y misericordioso para con el santo Hijo de Dios, cuyo propósito es ofrecerle un dulce hogar en el que descansar por un tiempo antes de proseguir su jornada, y donde él puede ayudar a sus hermanos a seguir adelante con él y a encontrar el camino que conduce al Cielo y a Dios.
Padre nuestro, Tus ideas reflejan la verdad, mientras que las mías separadas de las Tuyas, tan sólo dan lugar a sueños. Déjame contemplar lo que sólo las Tuyas reflejan, pues son ellas las únicas que establecen la verdad.

Buscá en este Blog