Translate - Traductor

12/02/2013

Es tu energía la que convoca las actitudes del otro

Ya sabrás que pienso que el otro no existe, y que es porque considero que somos nosotros los que convocamos en el otro la actitud que toma.
Siempre, el otro está respondiendo a una jugada anterior nuestra, lo que pasa es que me vienen a contar cuál fue la respuesta del otro, sin contarme la jugada previa propia. No me cuentes cuando él te tiró el jarrón por la cabeza; decime qué dijiste inmediatamente antes (o qué pensaste, o qué sentiste, o qué cara pusiste...).
Aunque no lo expresemos, lo que pensamos y sentimos llega a la otra persona, y podés comprobarlo fácilmente: es esa sensación de “con esta persona no tengo feeling”... es tu energía la que convoca esa parte en el otro.
Hace unos años atrás me encontré con una persona que contándome su malestar en el trabajo y mientras me relataba cosas personales, reconocía que lo que la tenía mal era notar que en el trabajo estaban sacando de ella su sombra, su peor parte, su parte más oscura. Ella trataba de explicarme que no podía manejar y mucho menos revertir esa situación. Esta mujer sin saberlo hablaba de fuerzas intangibles, energías ajenas a su voluntad, actuando en las circunstancias y en ella misma. Me contaba: "Yo no sé qué me pasa, pero yo entro ahí y saco lo peor". Y me lo contaba desde la ignorancia, diciendo: "No sé qué pasa, no sé cómo es, ni siquiera sé qué puedo hacer con eso".
Yo ya sé que todo es intención. Todo lo provoca uno, todo lo puede manejar uno. Y ya lo sabía de antes, de cuando estudié metafísica. Pero digo que cualquiera que sea la palabra que utilice, estará bien si la energía intencional que pongo es la correcta.
Hace un tiempo, tenía en línea a una amiga que me escuchó decirle “torpe” a mi ahijada. Con asombro, me dijo esta amiga: "Silvia, me extraña que sabiendo la influencia que tenés sobre esa chica le grabes semejante concepto". Entonces le pregunté a mi ahijada qué sentía cuando yo le decía torpe y la nena, riéndose, me dijo: ¡Que salgo a la madrina! Riéndose, mirá qué limpio todo, ¿no? Bueno, tengo con esta nena miles de anécdotas donde mi torpeza, mi propia torpeza, la tiró en una zanja, le llenó la zapatilla de dulce de leche, le quemó un jogging por secarlo en una estufa... la torpeza entre nosotras es un motivo de risa, de comunión, y hasta de pertenencia, te diría.
Detrás del trato que yo tengo con la gente que quiero, está el verdadero sentimiento que ensordece y no permite escuchar ni una palabra de lo que digo. Hay una frase espectacular que dice: “Lo que eres grita tan fuerte que no puedo escuchar lo que me dices”. Cada vez que te escuches pensar “el reventado de mi marido”, sabé que lo estás evocando. Al nombrarlo, estás invitando esa parte de él que atenderá al llamado apersonándose con su mejor traje de reventado. Si decís “la envidiosa de mi cuñada”, aparecerá la envidia sin más misterio que el de la simple convocatoria. “Este chico es la piel de Judas”, y ahí aparece.
“Lo querés, lo tenés. Pide y te será dado. Cuando hablen de mí ahí estaré.”
Al margen de la religiosidad que envuelve la Biblia, la metafísica lo tiene como tratado de cabecera, son claves que el común de la gente ignora y por ignorancia tergiversan. Para dar un ejemplo rápido, sabemos que no hay que criticar, pero como no conocemos las verdaderas razones, porque el tatarabuelo lo sabía pero la abuela se olvidó, creemos que el no criticar está ligado a la moral o a lo ético, y sin embargo, el que conocía el reglamento sabía que la crítica es la energía necesaria para convocar y atraer hacia sí, por ley de magnetismo, lo peor del otro, aquello que estamos criticando. La guitarra desafinada tiene la afinación dentro de sí. Yo no entiendo nada de música, y siempre hablo de esto; soy una caradura tremenda, pero intuyo que dentro de la guitarra está la buena nota. Pero algo hizo que la cuerda se aflojara, por ejemplo. Algo pasó, y está sonando mal. Lo mismo es con esa persona, está sonando mal; pero dentro, está lo bueno, y yo le voy a dar la nota. Si yo me conecto con su mala energía, también doy una mala nota ¿Te das cuenta? Además de no pelearlo, estoy hablando de un pensamiento, más allá que la actitud por supuesto no tiene que ser de “me engancho en la tuya” porque eso es empatía, me estoy bajando a tu nivel. Por supuesto que no me engancho, pero además mi pensamiento tiene que ser: “Convoco esa parte buena, yo sé que tenés una parte buena, y la convoco. No sé por qué te sale esa parte mala, quizá hasta yo misma te esté invitando, y ahora, de hecho, con la crítica, sé que te estoy invitando, soy consciente de que mi crítica te invita a que seas peor. Entonces la corto, corto esa energía y busco la nota correcta.” Y te invito a una empatía que nos beneficia a los dos, y saco de vos una buena parte.”
Espero que puedas llevar esta idea a tu vida diaria.

25 comentarios:

Anónimo dijo...

Estoy trtatndo de cambiar para mejorar mi matrimonio con tus ideas,gracias Silvia!

monik dijo...

silvia!!!, te había perdido y hace poco me enganché por face. Si supieras que siempre me caen tus comentarios en el momento propicio, siempre digo que creo que fuimos grandes amigas en otra vida, porque reconozco tu cara y siempre estás como leyendo mi mente con tus comentarios y/o lecturas. como esta, lo voy a poner en práctica ya mismo, gracias mil...

Anónimo dijo...

sos una genia SIlvia, gracias por existir

Chalyta dijo...

Upa...Simplemente genial!! Ojalá lo aprenda!! Siempre lo supe creo y lo olvido a diario..avanzo tres casilleros y retrocedo cinco pero gracias a Dios estás vos para recordarmelo. Por ahí si tuviera un corazón mas puro, mas de niña, mas inocente no pasaría...Ojalá aprenda con mis sanos sentimientos , a no presuponer, a no juzgar, a a respetar el santuario sagrado que es el "otro". Gracias Silvia divina!! Gracias te quiero

griseldacortina dijo...

excelente como siempre este recordatorio, gracias!

betty dijo...

Silvia,que bien me hace leer esto.
Entiendo que nuestra actitud hace al otro reaccionar.
Pero tengo un tema con mi hija, y yo callo y de no hago
comentarios negativos pero el maltrato es terrible,y no se q hacer

Anónimo dijo...

hola silvia, agradezco muchisimo tu nota, pero es que ya no se como cambiar este "carma" que tengo con los vecinos, resulta que me tocan vecinos irrespetuosos, invasivos, desubicados, me mude y ahora es peor, a veces se torna insoportable. se que tengo q cambiar algo, pero no se por donde empezar. si podes espero tu comentario. gracias. cariños.
Nancy

Laura Dinorah Pereyra dijo...

Es tan claro para quienes nacimos así...jaja con esta perspectiva de que somos energía...

graziella dijo...

Sin darme cuenta critico, luego cuando ya lo hice me doy cuenta y me arrepiento. Es mi materia pendiente (entre otras, bueno por algo hay que empezar no? jajaja)

Anónimo dijo...

Hola silvia! que gusto leerte,sin dudas es asi!!! lo que comentas es tal cual,yo lo experimento hace 10 años en mi vida.y no es cuestion de tolerancia,solo es cuestion de cambiar nuestra propia sintonia,cambiando uno y principalmente los pensamientos,cambia nuestra realidad,yo lo veo,lo palpo dia a dia,y por eso soy tan feliz,como decia cony Mendez-pruebalo una
semana y veras-

hugo re dijo...

Muchas gracias Silvia. Yo siempre he pensado eso que vos explicas y me siento muy bien por tu palabra profesional al respecto que me confirma que voy caminando hacia lo correcto.

Anónimo dijo...

aprendí algo nuevo, voy a practicarlo, gracias!!!

Mir dijo...

Silvia:ayer puse en practica lo que le dij
iste a la sra.que llamo x el marido que salia con otra mujer.La respuesta que tuve con el mio,fue maravillosa.Se que uno produce en el otro,que uno genera las respuestas pero no siempre puedo ir x ese camino.Mañana voy al taller a ver si puedo aprender mas y mejor,Un beso

Ana zelaya dijo...

Silvia queriero saber adonde me comunico para tener una charla con vos

Anónimo dijo...

Esto es genial!!!Hace tiempo estudie metafisica...y de repente me encuentro con muchas cosas que me movilizan y me llevan a indagar que me esta pasando???y ahi llegas vos Silvia Freire para refrescar y sacudir mi cabeza...con este hermoso concepto ya aprendido hace tiempo ...lo pensaste...lo creiste...lo creaste...Luz y bendiciones para vos!!!

paloma dijo...

Maravilloso !!!!!!!!!!! es así, y es un ejercicio diario !!! Gracias silvia !!!! Gracias!!

Anónimo dijo...

querida Silvia !! sos una grossa!!!cuántas cosas debemos aprender.. Lo voy a poner en práctica.. pensaré lo mejor y le brotará lo mejor al otro.. es así??? te adoro!!!

MONICA dijo...

gracias!!!!creo que esta palabra representa todas las otras, porque tus palabras siempre llegan a mi en el momento justo para poner en practica, GRACIAS!!!!!

Natalia soy dijo...

Gracias !!!

Gabriela Maurizio dijo...

me parece genial como lo contas, me desperto esa aptitud que tenemos todos de criticar "aunque sabemos que no" AHORA se x que no..gracias Silvia

Gabriela Maurizio dijo...

Gracias Silvia, ahora entendi el verdadero motivo de NO CRITICAR y wou es verdad uno dice esa bruja..e etc.. no increible, abre mentes...

Javier dijo...

Grande Silvia. Extraño que no estes en radio.-

Javier dijo...

Grande Silvia. Extraño que no estes en radio.-

Javier dijo...

Grande Silvia, si hubieran más gente como vos.... que bueno sería.-

Jenny D'vega dijo...

Gracias Sylvia!
Desde pequeña se me apachurraba el corazon cuando decian algo de alguien que no estaba presente en una conversacion, y optaba por irme, no participar mas en la conversacion. Ahora se de que se trata, un millon de gracias hermosa! <3