Escucha...


El anhelo de Dios en cada ser humano, es lo que nos hace recorrer el camino que nos lleva hasta Él. 
A mí me encanta este texto: 
"Escucha la flauta de caña, su lamento es el lamento por la separación, canta Rumi.
La flauta es el alma que ha sido separada de su origen, el flautista. 
El flautista es Dios, es el anhelo constante del alma, lo sepa o no, de reencontrar el origen del cual fue separada".
Hermoso, ¿verdad?

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Cuaderno de gratitud (Cómo materializar nuestros deseos)

Tratamiento de prosperidad

Tratamiento metafísico