Lección 218 - UCM

Repaso de la lección 198
No soy un cuerpo. Soy libre.
Pues aún soy tal como Dios me creó.

(198) Sólo mi propia condenación me hace daño.

Mi condenación nubla mi visión, y a través de mis ojos ciegos no puedo ver la visión de mi gloria. Mas hoy puedo contemplar esta gloria y regocijarme.

No soy un cuerpo. Soy libre.
Pues aún soy tal como Dios me creó.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Programa de 42 días de tratamiento de prosperidad

"Te pido perdón por querer que seas diferente y me perdono por pretender que así sea"

Cuaderno de gratitud (Cómo materializar nuestros deseos)